Esta historia pone el foco en una víctima que por necesidad y en su minoría de edad se convirtió en un pistolero sin remedio. La historia de su amistad con su hermano, su vida cotidiana, su adicción conmueven a quien quiera conocer de primera mano la terrible realidad que ha padecido la sociedad colombiana como consecuencia de la guerra contra las drogas.

El pelaíto que no duró nada

$ 42.000
Agotado