Treinta escenas caleidoscópicas arman esta novela testimonial. En ella asistimos al asesinato del padre de la narradora a través de los ojos atónitos de la niña que fue. La novela formula e intenta contestar una pregunta que nadie ha podido responderle a la hija, ni a su madre, ni a sus hermanos: ¿Pueden 35 gramos de acero y un gramo de pólvora destrozar una familia? El tono del libro es al mismo tiempo seco, contenido y conmovedor. Es sincero, a veces gracioso por lo absurdo, nunca autocomplaciente y sin la mínima intención de inspirar lástima.

Cómo maté a mi padre

$ 40.000
Disponible
1 disponibles